Colombia comenzó con triunfo la serie de Copa Davis ante Argentina

Categoría: NACIONALES
Publicado el Sábado, 07 Marzo 2020 02:49
Escrito por FMFLEMING
Visto: 216

Thumbnail Image

En el Palacio de los Deportes de Bogotá el tenista bumangués Daniel Galán derrotó a Leonardo Mayer con parciales 6-1 y 6-4.

 

Daniel Galán comenzó con el saque y no lo desaprovechó. Desde el principio del primer set tomó ventaja sobre un Leonardo Mayer que extrañamente no estuvo preciso con su saque. De hecho el tenista colombiano logró quebrar el servicio del argentino y minutos más tarde ganó la manga inicial 6-1 en el Palacio de los Deportes de Bogotá.

En el segundo set, el argentino Mayer, número 118 en el escalafón mundial de la ATP, continuó con su imprecisión en el saque y le dio ventajas a Galán. El tenista bumangués las aprovechó y quebró de nuevo. A medida que pasaban los puntos, el público colombiano hacía sonar con más fuerza los instrumentos en las graderías. 

Y Galán no los decepcionó. Como sucede rara vez durante sus encuentros, sonrió. Se animó con la música que ambientó el escenario durante los recesos y continuó encaminando la victoria, mientras Mayer siguió errando pelotas que lucieron fáciles de resolver. La única forma en la que el argentino logró crearle problemas al colombiano fue con los saques al cuerpo.

Con un 5-4 de ventaja y el saque consigo, Galán obtuvo un triple punto para partido. Mayer, por su parte, esfuerzo, pero no precisión. Y el colombiano, 148 del mundo, aprovechó el desconcierto del rival y decretó un 6-4 con el que el combinado nacional se pone 1-0 arriba en la serie ante Argentina. A continuación, Santiago Giraldo enfrentará a Juan Ignacio Lóndero, y el sábado será el duelo de dobles. 

 Gastón Gaudio lidera al equipo argentino que enfrenta a Colombia por un cupo a la final  mundial de la Copa Davis.  / Gustavo Torrijos

Gastón Gaudio, el hombre que odiaba el tenis
Como jugador, fue un tipo peculiar. Ahora como capitán de la Copa Davis busca ser discreto y directo pero, en el fondo, sigue siendo el mismo irreverente de talento único que ganó el Roland Garros en 2004.