​

Los Sixers arman un Big 4 de campeonato

A pocas horas del cierre el mercado de la NBA, los Sixers han conseguido la pieza que le faltaba para convertirse de golpe en aspirante al título de la NBA.

 

 

El martes a la noche el equipo de Filadelfia, a través de un intercambio con los Clippers, se hizo con los servicios del delantero de poder Tobias Harris, para de este modo completar un “Big 4” que lo convierte de golpe en un serio candidato a ganar la Conferencia Este.
Harris está promediando esta temporada 20.7 puntos, 7.9 rebotes y 2.7 asistencias por juego y uniría su poder de fuego a Joel Embiid, Jimmy Butler y Ben Simmons, con el francotirador J.J. Redick completando el quinteto de lujo.

Los Sixers le dieron a cambio al equipo de Los Ángeles a Wilson Chandler, Landry Shamet y Mike Muscala, además de una primera ronda del Draft 2020, dos primeras ronda del Draft 2021, una segunda ronda del Draft 2023 y recibe junto a Harris a Boban Marjanovic y Mike Scott.
Los Clippers se encuentran en el octavo puesto del Oeste, en zona de playoffs, y evidentemente buscan un equipo de futuro; mientras los Sixers, actualmente en la quinta plaza tratarán ahora de desplazar de la cima a los Bucks, además de los Raptors, Celtics y Pacers.

Le restan 28 juegos y están a seis juegos del líder, Milwaukee, que solo ha pedido 13 encuentros. Además primero habra que esperar a que Harris se adapte y que las lesiones le respeten.

Pero, mientras esto ocurría en el Este, en el Oeste los Pelicans le daban calabazas a LeBron James (por quien sin duda pasan todas las negociaciones) y sus Lakers, a pesar de que la oferta por Anthony Davis era más que atractiva.

El otro equipo de LA propuso por Davis enviar rumbo a New Orleans a Lonzo Ball, Kyle Kuzma, Brandon Ingram, Josh Hart, Kentavious Caldwell-Pope e Ivica Zubac (un equipo completo) y dos elecciones de draft.

Pero increíblemente los Pelicans, además de enviar a Salomon Hill, pidieron muchas más rondas del draft y ahí se rompieron las negociaciones.

Con este ambiente los Lakers se presentaron este martes en Indiana y los Pacers le pasaron literalmente por encima 136-96, propinándole a King la derrota más abultada de su carrera.

Ahora el quinteto de Los Ángeles tiene el vestuario roto, tras todos estos rumores de cambio, y si no llega Davis, muy pronto habrá un incendio en el Staple Center, porque a esos chicos va a ser difícil levantarlos para luchar por la causa.

A todo esto, pocos jugadores querrán formar parte del equipo con LeBron, quien en su obsesión de ganar anillos saca al que sea y cambia al que sea. Así fue en Cleveland y así lo está intentando en Los Ángeles, con la venia de Magic Johnson.

Los Lakers navegan el el 10mo puesto de su conferencia fuera de los playoffs y tienen que darse prisa. El mercado cierra este 7 de febrero a las 3 p.m. y necesita apurar el cambio, pues de ello depende su futuro.

Claro que con LeBron y Davis juntos, más Rajon Rondo, JaVale McGee y Lance Stepheson formarían un quinteto capaz de discutir el banderín del Oeste y hasta el título de la NBA, tal vez ante los Sixers y su “Big 4”, pero de momento no hay nada.

Ahora mismo el mercado de la NBA está caliente, pero los Lakers se están quemando.

Festival de la Tradicin Calchaqu

Corso de Flores

Colegio Facundo Quiroga