​

Hamilton domina en Japón y acaricia su quinto título mundial

GP de Japón de Fórmula 1GP de Japón de Fórmula 1
El británico Lewis Hamilton consiguió hoy una victoria abrumadora en el Gran Premio de Fórmula 1 de Japón que lo deja acariciando con la yema de los dedos su quinto título mundial.

 

 

El piloto de Mercedes dominó de principio a fin en el circuito de Suzuka y podrá sentenciar el campeonato en la próxima carrera, dentro de dos semanas en el circuito estadounidense de Austin.
 El británico Lewis Hamilton consiguió hoy una victoria abrumadora en el Gran Premio de Fórmula 1 de Japón que lo deja acariciando con la yema de los dedos su quinto título mundial.

El piloto de Mercedes dominó de principio a fin en el circuito de Suzuka y podrá sentenciar el campeonato en la próxima carrera, dentro de dos semanas en el circuito estadounidense de Austin.
Hoy celebró el triunfo número 71 de su carrera, el cuarto consecutivo esta temporada, para quedarse a las puertas de igualar las cinco coronas del argentino Juan Manuel Fangio. Lo único que lo puede apartar del título es una catástrofe.

"Estoy más contento que nunca. Ha sido un fin de semana muy bueno para el equipo", celebró Hamilton, escoltado en el podio por el finlandés Valtteri Bottas y el holandés Max Verstappen.

Sebastian Vettel, único rival que le queda a Hamilton en la lucha por el título, acabó sexto tras otra jornada aciaga de Ferrari. El piloto alemán realizó una gran remontada después de chocar con Verstappen en la vuelta 8 y caer a la décimo novena posición, pero de poco o nada le sirvieron tantos adelantamientos.
A Vettel sólo le valía vencer a Hamilton en Japón para mantener viva la llama. Y el británico salió todavía más líder de Suzuka: ahora mismo cuenta con 331 puntos y una ventaja de 67 respecto de Vettel cuando quedan cuatro carreras por disputarse.

Con 100 puntos en juego, las cuentas son bastante sencillas para Hamilton: si Vettel lo gana todo, al de Mercedes le basta con sumar 34 puntos en las últimos cuatro Grandes Premios.

La sentencia llegará dentro de dos semanas en Austin si Hamilton suma ocho puntos más que Vettel. Por ejemplo, si el británico gana y el alemán es tercero, algo nada descabellado visto lo ocurrido en las últimas carreras.

"Austin normalmente es un circuito bueno para nosotros. Tengo ganas de soltar a la bestia en ese circuito", comentó un Hamilton que parece invencible en el último tramo de la temporada.

El piloto de 33 años ganó seis de las últimas siete carreras para elevar a nueve la cifra de triunfos esta temporada. Va camino de igualar el récord de victorias en un año, las 13 que lograron Michael Schumacher y Vettel en 2004 y 2013, respectivamente.

"Matemáticamente no hay nada hecho", advirtió el jefe de Mercedes, Toto Wolff, pese a que el quinto título seguido para las "flechas de plata" parece ya una realidad.

Hamilton logró el sábado la "pole position" número 80 de su carrera y hoy no desaprovechó la oportunidad. Nadie pudo siquiera inquietarlo, con Bottas otra vez como perfecto escudero.

Vettel partió octavo tras su error de estrategia del sábado y estaba obligado a remontar. Salió como un rayo y adelantó en la primera vuelta al Haas de Romain Grosjean y a los Toro Rosso de Brendon Hartley y Pierre Gasly.

Justo delante suyo, Verstappen tuvo un toque con el Ferrari de Kimi Raikkonen y Vettel lo aprovechó para adelantar a su compañero de equipo. Únicamente Verstappen lo separaba ya de los Mercedes, pero el alemán, en vez de elegir el camino prudente, jugó al todo o nada. Y le salió nada.

Verstappen fue sancionado con cinco segundos de penalización por su choque con Raikkonen. Los tenía que cumplir en su primera parada, por lo que Vettel tendría ganado ese puesto en apenas unas vueltas. Pero el alemán, consciente de que sus posibilidades pendían de un hilo, se lanzó a por el Red Bull del holandés en el primer hueco que vio.

Verstappen le cerró la puerta con una polémica maniobra -no fue penalizado- y el Ferrari de Vettel hizo un trompo para quedar a un lado de la pista. Le pasaron todos los coches y reanudó la marcha en el décimo noveno puesto cuando apenas se habían rodado ocho vueltas.

"Para ver un hueco y no intentar meterme, me puedo quedar en casa", señaló un Vettel algo molesto con Verstappen. "Cuando estábamos rueda a rueda no se ha abierto y no me ha dejado espacio. Después he vuelto a adelantar a casi todo el mundo y no he tenido ningún problema con nadie".

Verstappen lo ve de manera diferente: "No puedes intentar adelantar en esa curva. Le di espacio suficiente".

Vettel cruzó la meta por detrás del australiano Daniel Ricciardo, que fue cuarto, y de Raikkonen. El mexicano Sergio Pérez (Force India), los franceses Romain Grosjean (Haas) y Esteban Ocon (Force India) y el español Carlos Sainz (Renault) completaron el "top ten" en Suzuka. AFP

Colegio Facundo Quiroga